Morgan Stanley: CaixaBank, presionada por la posible compra de BPI

Sin comentarios

Morgan Stanley ha señalado que la oferta que ha realizado CaixaBank por BPI presionará a la entidad catalana para que mejore sus ratios de solvencia después de la fusión.

Ello podría generar unas obligaciones de capital por 1.000 millones de euros, lo que incrementaría la presión en su cotización en el corto plazo.

De acuerdo con los analistas de Morgan Stanley, la compra del BPI podría necesitar de entre 95 y 145 puntos de su capital básico, por lo que se ubicaría en el 10,4% después de la fusión, por debajo del objetivo mínimo trazado por la entidad que lo ubicó en el 11%.

Sin embargo, los expertos de Morgan Stanley consideran que la entidad presidida por Isidro Fainé tiene el tiempo suficiente para mejorar sus ratios, y que es probable que decidan la venta de algunas de sus participaciones accionarias, aunque no descartan por completo que se pueda realizar una ampliación de capital.

Morgan Stanley ha señalado que “basándonos en nuestras estimaciones, una captación de capital de 1.000 millones de euros implicaría que la operación sería neutral o incluso ligeramente negativa (-1%) desde el punto de vista del beneficio por acción, alcanzando así una ratio de Capital Tier 1 del 11,1% tras la fusión”.

Asimismo, la entidad estadounidense calcula que la adquisición de BPI tendría un retorno de inversión del 10,5% para los próximos 3 años, con unas sinergias de costes estimadas en 85 millones de euros, lo que incrementaría en 117 millones de euros el beneficio neto estimado por Morgan Stanley para CaixaBank en 2018.

Aunque los especialistas de Morgan Stanley estiman que los títulos de CaixaBank se verán afectados a corto plazo, la entidad estadounidense conserva su consejo de sobreponderar y ha ubicado el precio objetivo de la acción en 3,75 euros.

Próxima

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.