Deutsche Bank espera un buen año para el Ibex

Sin comentarios

Deutsche Bank espera un buen au00f1o para el Ibex

Los analistas de Deutsche Bank esperan que el Ibex 35, el índice selectivo de la Bolsa de Madrid, alcance al cierre de 2015 los 12.000 puntos.

Los expertos del banco alemán prevén asimismo un “fuerte repunte” del sector financiero, y un descenso de la prima de riesgo española hasta los 75 puntos básicos.

Entre sus previsiones se encuentra que el PIB español crecerá un 1,9% este año y un 1,8% en 2016. No obstante, los expertos destacan que el crecimiento podría ser superior al 2% si la evolución económica de Europa acompaña. Además, intuyen que la tasa de paro podría terminar el ejercicio en el 23%, no bajando del 20% hasta 2017 o incluso 2018.

La economista jefe del centro de inversiones de Deutsche Bank, Rosa Duce, ha explicado que la recuperación económica española se ha acelerado en 2014. A su juicio, la demanda doméstica se ha convertido en el motor del crecimiento.

“La estabilización de los precios inmobiliarios y el descenso del desempleo confirman la tendencia positiva iniciada hace un año”, ha indicado Duce, quien entiende que las reformas estructurales y la reducción de los niveles de deuda del sector privado “deberían permitir a la economía española volver a alcanzar niveles de crecimiento del 2% en 2018 y recuperar niveles de crecimiento potencial del 2,5% en la próxima década”.

No obstante, ha precisado que España sigue siendo muy sensible al entorno externo, por lo que ve necesario continuar con las reformas estructurales. “No debemos caer en la complacencia y tenemos que seguir cimentando la recuperación con políticas de crecimiento”, ha añadido.

Los expertos de Deutsche Bank ven al Ibex 35 instalado en los 12.000 puntos a final de año, una previsión que podría elevarse hasta los 12.500 enteros dependiendo del contexto general de la economía.

No obstante, el selectivo puede vivir etapas de volatilidad que podrían llegar con la victoria del partido Syriza en las elecciones griegas y por la puesta en marcha del programa QE del BCE.

“Creemos que la volatilidad derivada de las elecciones será baja, ya que Grecia cuenta en la actualidad con un superávit primario y no debe efectuar ningún pago de deuda hasta junio”, ha indicado Duce, quien ha recordado que el líder de Syriza quiere mantener a Grecia en el euro.

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.