César Alierta proyecta una España competitiva y generadora de empleo

Sin comentarios

César Alierta, Presidente del Consejo Empresarial para la Competitividad, ha señalado que España podría crear 2,3 millones de empleos en cuatro años si se impulsan las reformas,

según el sexto informe de los emitidos por el organismo desde su creación en febrero de 2011, que aborda una perspectiva de la economía española con horizonte 2018 y enfoque en una reducción sustancial de la tasa de desempleo.

En el estudio presentado en un amplio informe del think tank, César Alierta propone actuaciones reformistas en ocho campos de actuación, desde el aumento del tamaño de las empresas y su internacionalización, mejorando para ello el marco institucional, pasando por la excelencia en educación, hasta la aceleración de la economía del conocimiento, una política energética sostenible, fluidez en la financiación, lucha contra el fraude y sostenibilidad fiscal.

El documento analiza los comparables europeos y las tendencias macroeconómicas, llegando a la conclusión de que hace falta profundizar en las reformas para reforzar la creación de empleo más allá de lo que se logre como consecuencia del ciclo económico.

El CEC, que anticipó en su estudio de marzo de 2013 el inicio de la recuperación económica ya constatable, se vuelca ahora en la propuesta de actuaciones reformistas para la creación de hasta 2,3 millones de empleos en los próximos cuatro años, lo que situaría la tasa de paro de la economía española en el 14,2%, 10 puntos menos de la actual, más alineada con nuestros comparables europeos.

Una de las principales conclusiones del informe presentado por César Alierta, es que a la inercia de crecimiento cíclico de la economía hay que unir una profundización en  las reformas, tanto del marco institucional como del sistema educativo y adecuación del tamaño de las empresas, para conseguir el reto principal de la economía española que es convertirse en un motor de creación de puestos de trabajo.

Partiendo de esta consideración, el CEC propone actuaciones en ocho bloques y cifra el impacto de cada uno de ellos en la creación de empleo. Así, considera que la mejora del marco institucional y el aumento del tamaño de las empresas contribuirán a la reducción de 4,2 puntos en la tasa de desempleo, mientras que la mejora del sistema educativo puede tener un impacto de rebaja del paro en casi un punto. 

“Incidimos en la búsqueda de las mejores prácticas en lo relativo a la economía del conocimiento, la sostenibilidad energética y la fluidez financiera, que aportarían una reducción de casi 2 puntos en la tasa de desempleo”, apuntó César Alierta.

Con respecto a los campos de actuación, el documento señala que se debe mejorar el marco institucional, ya que es fundamental para aumentar el tamaño empresarial y con ello el empleo vía productividad. “Es necesario un marco institucional que actúe eliminando las barreras legales (laborales y regulatorias), mejorando las condiciones financieras y fiscales a las que se enfrentan las empresas y fomentando la absorción y transferencia tecnológica, lo que permitirá impulsar la cultura del crecimiento y la innovación” subrayó César Alierta.

Así, el objetivo pasa por alcanzar una estructura empresarial semejante a la de países europeos de referencia, lo que supone prácticamente duplicar el número de empresas de más de 250 empleados y aumentar el 60% el número de empresas medianas, aquellas que emplean entre 50 y 250 trabajadores. Esto produciría como efecto directo la generación de más de 400.000 puestos de trabajo. Además, las estimaciones sugieren que marcarse el reto de situarse en 2018 entre las primeras 10-20 economías en el ranking Doing Business (desde la posición 52 actual), supondría una clarísima mejora en productividad, empleo y nivel de PIB en el largo plazo. 

Otro punto que destacó César Alierta, es la importancia de la internacionalización de la empresa española e incorporación a las cadenas de valor globales. En este sentido, el reto identificado por el Consejo Empresarial para la Competitividad pasa por conseguir que las empresas que comenzaron a vender al exterior en los últimos años se consoliden como exportadoras regulares y en concreto el objetivo es aumentar en 35.000 el número de empresas exportadoras regulares en los próximos cuatro años, lo que implicaría la generación de más de 700.000 puestos de trabajo. 

Durante su presentación, César Alierta también resaltó que se debe mejorar el nivel educativo de la población reduciría considerablemente la brecha de bienestar con los principales países desarrollados y acelerar la Economía del conocimiento.

El informe explica, además, que la aportación de la economía del conocimiento al desarrollo económico en España necesita actuaciones en cuatro ejes clave, en concreto: impulsar el desarrollo industrial en clave digital; incorporar técnicas digitales en la comercialización; transformar el modelo educativo para capacitar a las personas en las nuevas competencias del siglo XXI; y finalmente, acelerar la ejecución de la Agenda Digital.

Otros puntos que destaca el informe es que se debe una política energética sostenible desde una perspectiva económica y medioambiental, mantener la posición en infraestructuras evitando la caída del stock de capital y sostener una financiación fluida, como clave para el desarrollo del país. Además subraya que la lucha contra el fraude laboral podría aflorar un extra de más de 800.000 empleos y reducir la tasa de paro en hasta 3,6 p.p, y también se debe hacer un ajuste fiscal creíble y sin riesgos en la ejecución es clave para la sostenibilidad de la deuda pública.

Finalmente, y de acuerdo con el análisis de las actuaciones propuestas, el Consejo Empresarial para la Competitividad concluye su informe asegurando que reducir la tasa de paro por debajo del 15% en 2018 es posible; y que lo es gracias al efecto cíclico y estructural de la puesta en marcha de las medidas expuestas en el propio informe, y al efecto adicional que una mayor lucha contra el fraude tendría en el mercado laboral y productivo en España.

Cesar Alierta concluyó que en concreto, las medidas propuestas de lucha contra el fraude conseguirían reducir la tasa de paro a niveles inferiores al 11%.

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.