RBS obtiene unos beneficios de 1.793 millones de euros

Sin comentarios

RBS obtiene unos beneficios de 1.793 millones de euros

Royal Bank of Scotland (RBS) ha conseguido unos beneficios netos de 1.793 millones de euros (1.425 millones de libras esterlinas) durante los seis primeros meses del presente año, lo que representa un 166,3% más que en el mismo período de 2013, según la propia entidad escocesa.

La cifra de negocio del banco, controlado por el Gobierno británico en cerca del 82% de su capital, sumó un total de 9.978 millones de libras (12.555 millones de euros) entre enero y junio, un 5,9% menos, mientras sus provisiones bajaron un 87,5%, hasta 269 millones de libras (338 millones de euros).

Asimismo, RBS indicó que en los últimos doce meses ha recortado su plantilla en 8.000 efectivos, lo que ha permitido, entre otras cosas, rebajar un 8,3% los gastos operativos del banco.

En el segundo trimestre, RBS obtuvo un beneficio neto atribuido de 230 millones de libras (289 millones de euros), un 62% más que en el mismo periodo del año anterior, mientras que su cifra de negocio alcanzó los 4.925 millones de libras (6.197 millones de euros), un 9,6% menos.

Entre abril y junio, la entidad escocesa logró rebajar un 11% sus gastos por operaciones, hasta 3.700 millones de libras (4.656 millones de euros).

De este modo, RBS dijo estar en vías de alcanzar su objetivo de lograr un ahorro anual de costes de 1.000 millones de libras (1.257 millones de euros) y advirtió de que espera registrar un mayor impacto negativo por la reestructuración de la entidad en la segunda mitad del año, hasta un total de 1.500 millones de libras (1.886 millones de euros) para el conjunto de 2014 y unos 5.000 millones de libras (6.287 millones de euros) hasta 2017.

“Los resultados muestran los progresos que estamos realizando para ser un banco más pequeño, más simple y más razonable”, destacó el consejero delegado de RBS, Ross McEwan.

Por otra parte, RBS indicó que ha reducido su exposición a Rusia hasta 2.100 millones de libras (2.640 millones de euros) y ha introducido restricciones al crédito.

Por otro lado, RBS ha señalado que el referéndum que se celebrará el próximo 18 de septiembre tendrá un “consecuencias significativas” para la entidad en caso de resultar favorable a la independencia y afectará negativamente al rating de la institución.

“Aunque el resultado del referéndum es incierto, las incertidumbres resultantes de un voto afirmativo de la independencia probablemente tendría consecuencias significativas para el perfil de crédito de la entidad y podría afectar también al panorama fiscal, monetario, legal y regulatorio al que está sujeto el grupo”, indicó la entidad.

En opinión de RBS, la independencia de Escocia respecto a Reino Unido traería consigo un efecto negativo sobre el estatus del banco dentro de la UE, y también sobre sus costes, perspectivas futuras y condiciones de financiación.

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.