HSBC y Banorte conforman fondos energéticos

Sin comentarios

HSBC y Banorte conforman fondos energu00e9ticosHace unos días, Banorte anunció la conformación de un fondo energético de 500 millones de dólares (365 millones de euros) para invertir en proyectos de energía con dinero de inversionistas internacionales.

Actualmente ha llegado el turno HSBC que ha presentado un programa de fondeo y garantías por 26 mil millones de pesos (unos 1.469.826,270 euros) para que pequeñas y medianas empresas del sector energético se capitalicen y detonen su expansión.

El anuncio fue hecho en conjunto con la Secretaría.

Este anuncio representa que la materia prima para catapultar el nuevo sector energético está emergiendo con sonoridad: el dinero. Sin inversión no hay proyectos a ejecutar, por más recursos naturales que tengamos en el subsuelo.

En el caso de ambas instituciones, son bancos de solidez probada que están arriesgando su prestigio y, sobre todo, sus rendimientos, en función de un sector energético que prácticamente no existe en el país.

Todo será nuevo en ese ámbito y tanto Banorte como HSBC están apostando a ello. Ambos bancos ya han dispuesto el recurso para fondear proyectos.

HSBC ha dicho que prestará a tasas muy baratas: 6 por ciento en pesos, lo que constituye un incentivo muy fuerte para que pequeñas empresas afinen sus planes de negocio.

Legislación secundaria concreta apertura del sector

A finales del mes de abril, el Ejecutivo de México envió el paquete con 21 leyes, de las cuales ocho son nuevas y 13 son modificaciones a ordenamientos actuales que conforman la legislación secundaria de la reforma energética.

En conferencia de prensa conjunta, los secretarios de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, de Hacienda, Luis Videgaray, y el vocero de la presidencia de la República, Eduardo Sánchez, detallaron la propuesta, con la que se abren a la libre competencia los sectores de exploración y producción, así como transformación y logística de hidrocarburos y la generación de electricidad en el país.

La legislación establece que en igualdad de condiciones de calidad, precio y entrega, se dará prioridad a proveedores nacionales en todos los negocios energéticos del país.

Para el 2025 estiman llegar a un 25% de contenido nacional en el sector, por lo que se crea un Fideicomiso de promoción de empresas mexicanas, enfocado principalmente en el desarrollo de pequeñas y medianas empresas.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE), entrará en un régimen especial presupuestario, donde contará con autonomía en términos de ejecución de su presupuesto, deuda (con techos máximos totales) contrataciones, bienes y remuneración de sus trabajadores.

Próxima

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.