FCC consigue dos nuevos contratos en Costa Rica

Sin comentarios

FCC se ha adjudicado las obras de una central hidroeléctrica y un colector de aguas residuales en Costa Rica, por 70 millones de euros, ampliando así su presencia en el país centroamericano.

El primer contrato contempla la construcción de una central hidroeléctrica para la multinacional italiana Enel Green Power, mientras que el segundo servirá para hacer las obras de un colector de aguas residuales en la capital del país, San José.

La central hidroeléctrica adjudicada por Enel tendrá una potencia de 50 megavatios, y estará ubicada en Chucás, localidad situada a unos 50 kilómetros al oeste de la capital de Costa Rica.

Las obras, que tienen como plazo de finalización mayo de 2015, consistirán en la construcción de una presa de más de 50 metros de alto por 230 de largo, con un volumen de 190.000 metros cúbicos de agua, el equivalente al consumo de una localidad de 3.000 habitantes.

Las obras de esta central se completan con la construcción de un vertedero, así como los caminos de acceso a las nuevas instalaciones, y un nuevo puente sobre el embalse.

El otro contrato que ha obtenido FCC será para construir un colector de aguas residuales en el área metropolitana de San José, para el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados.

Las obras del colector se enmarcan dentro del plan de acondicionamiento y mejora ambiental del área metropolitana de la capital de Costa Rica.

El colector, cuyas obras tienen un plazo de ejecución de diez meses, tendrá una longitud superior a tres kilómetros y, una vez terminadas las obras de tratamiento de aguas residuales del citado plan de acondicionamiento, tendrá una capacidad superior a los 7 litros de agua por segundo, lo que supondrá poder dar servicio a más de un millón de habitantes.

Este colector, que formará parte del llamado emisariado metropolitano de San José, se construirá sobre el margen derecho del río Torres, en las proximidades de la capital, para conducirlas a la cercana planta de tratamiento de Los Tajos.

FCC llegó a Costa Rica en 1996 con proyectos de mantenimiento vial y en zonas rurales, y da empleo en ese país a más de 300 personas. Su cartera de obras supera en Costa Rica los 150 millones de euros, en proyectos como la ampliación y rehabilitación de la carretera de Cañas-Liberia (50 kilómetros de longitud), que incluye la construcción y rehabilitación de 16 puentes, y en el hangar de Coopesa en el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría, en Alajuela.

Costa Rica constituye uno de los ejes de crecimiento del Grupo FCC en la región, debido al plan nacional de transportes elaborado por el Ministerio de Obras Públicas, en el que las autoridades del país han establecido un programa de necesidades de inversión en infraestructura vial, ferroviaria, aeroportuaria y aeronáutico, que asciende a 36.500 millones de euros en los próximos 25 años.

 

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.