Endesa controla la red eléctrica por medio de drones

Sin comentarios

Endesa se une a la nueva atendencia de usar drones, aparatos aéreos no tripulados, para registrar y revisar el estado de la red eléctrica en toda España.
En una demostración de estos artefactos voladores hecha el martes en Barcelona, los técnicos de Endesa han explicado que el objetivo de estos aviones es mejorar la seguridad de las revisiones eléctricas y ofrecer una mayor nitidez de las imágenes, a través de las cámaras que los drones llevan incorporadas.

Los técnicos afirman que con esta medida no hace falta que los trabajadores suban a las torres a revisar la red eléctrica, ya que el avión lo hace por ellos, consecuentemente, se evitan riesgos laborales y, además, las cámaras permiten registrar la imagen con alta definición.

Los vehículos teledirigidos son una medida complementaria a las termografías que hacen los helicópteros. Los drones pesan entre dos y cuatro kilos y, una vez desplegados, miden 75 centímetros de longitud, las cámaras que llevan son de alta resolución y están estabilizadas para captar imágenes de las líneas, en zonas de difícil acceso, y sin tener que interrumpir el servicio a los clientes.

Esta medida sirve para agilizar las inspecciones en detalle de los elementos del cableado aéreo, ya que no se tiene que programar un corte del suministro para que los técnicos suban a los soportes y examinen la estructura.

Por otra parte, Endesa también ha utilizados estos drones para verificar el ancho de los corredores y senderos de seguridad, que se encuentran debajo y a los lados de la línea, y que actúan como cortafuegos. Además, pueden utilizarse en caso de emergencia para reconocer el terreno.

Incluso, cabe la posibilidad de incorporar a estos aviones una cámara termografía como las que llevan los helicópteros en sus revisiones de la red eléctrica.

Los drones, también denominados multicopteros, -de cuatro, seis o ocho aspas- pueden controlarse a unos tres kilómetros de distancia, y son capaces de despegar y aterrizar solos mediante propulsión eléctrica, así como mantener la posición gracias a un GPS y a un control barométrico de altura.

Como medida de seguridad, estos aparatos incorporan un sistema que, en caso de pérdida de señal, les permite volver al punto de partida.

Endesa ha sido pionera en la utilización de drones para revisar las líneas eléctricas: los aviones volaron por primera vez el pasado mes de mayo en la comarca del Alt Camp (Tarragona) y, posteriormente, se han introducido poco a poco en toda Cataluña.

Ahora, Endesa la expandirá la técnica a Andalucía, Aragón, Islas Baleares, Islas Canarias y Extremadura.

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.