Las empresas del Ibex ganan un 6,3% más en el primer trimestre

Las empresas del Ibex ganan un 6,3% más en el primer trimestre

Las empresas del Ibex han ganado un 6,31% más en el primer trimestre del presente año, al obtener un beneficio neto de 11.257,25 millones de euros.

Las presentaciones de resultados han concluido esta semana con la publicación de las cuentas de Inditex, que utiliza un ejercicio fiscal diferente, cuyo beneficio ha ascendido a 668 millones de euros (+2%).

Siemens Gamesa es el único valor que no se incluye en este recuento, porque tiene un ejercicio fiscal diferente y los resultados que fueron presentados hace poco corresponden a su segundo trimestre. Según ha informado, la empresa ganó 35 millones de euros en ese periodo, aunque cerró sin beneficios su primer semestre, comprendido entre octubre de 2017 y marzo de 2018.

Los analistas han destacado que los datos no se pueden comparar exactamente con los del primer trimestre de 2017, porque el año pasado se incluía Popular en el recuento, que, tras ser la única del Ibex que entonces registró pérdidas, salió del selectivo tras su proceso de resolución. Popular fue sustituida por Colonial, cuyo beneficio neto ascendió a 22 millones de euros en el primer trimestre.

De acuerdo con los datos proporcionados a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la empresa que obtuvo más ganancias en el primer trimestre fue Santander, con 2.054 millones de euros, un 10% más; seguida por BBVA, con 1.340 millones de euros (+11,8%); ArcelorMittal, con 995 millones de euros (+19%); Iberdrola, con 838 millones de euros (+10,4%), y Telefónica, con 837 millones de euros (+7,4%).

Entre las compañías que registraron pérdidas en el primer trimestre destacan Cellnex y Ferrovial. Otras ocho experimentaron una caída en su beneficio.

El grupo presidido por Rafael del Pino, que reportó un resultado negativo por primera vez desde 2008, obtuvo pérdidas de 161 millones de euros después de provisionar 237 millones de euros para cubrir posibles pérdidas por los problemas surgidos en un contrato de servicios y mantenimiento en la ciudad británica de Birmingham.

Respecto a la firma de infraestructuras de telecomunicaciones, las pérdidas fueron de 35 millones de euros como consecuencia del expediente de regulación de empleo (ERE) en sus filiales españolas Tradia y Retevisión, para el que tuvo que provisionar 55 millones.

Entradas Relacionadas