Unión Fenosa Distribución invertirá 7,5 millones de euros en mantenimiento del arbolado en Galicia

Gas Natural culmina la primera fase de venta de filial de gas en Colombia

Gas Natural Fenosa ha informado que Unión Fenosa Distribución, su filial de distribución eléctrica, invertirá en 2018 un total de 7,54 millones de euros a trabajos de tala selectiva y poda de árboles y desbroce imprescindibles para garantizar las condiciones de seguridad y el óptimo funcionamiento del suministro eléctrico.

En concreto, por provincias, Unión Fenosa Distribución destinará 2,7 millones en A Coruña, 1,7 en Lugo, 1,6 en Ourense y 1,4 millones en la provincia de Pontevedra.

Según ha indicado la compañía que preside Francisco Reynés, el objetivo de estas tareas de limpieza en las zonas de servidumbre de las líneas es garantizar las mayores condiciones de seguridad para las infraestructuras de suministro eléctrico y asegurar la calidad y la accesibilidad de la red, evitando posibles incidencias por acumulación de masa forestal en las zonas próximas a las redes de distribución.

Es de resaltar que la Ley de Incendios advierte que la presencia de árboles de crecimiento rápido, como pinos y eucaliptos, pueden suponer un riesgo para la propagación de incendios forestales, Adicionalmente, la caída de estos árboles sobre el tendido eléctrico, especialmente durante temporales con fuertes rachas de viento, pueden provocar incidencias sobre el suministro.

En este sentido, las acciones de limpieza de las redes de distribución eléctrica se desarrollan siguiendo un programa cíclico de actuaciones en función de las características de las líneas y de las especies de arbolado.

El 85% de los 60.000 kilómetros de líneas eléctricas de la compañía en Galicia son aéreas y, por lo tanto, sujetas a zonas boscosas o con vegetación.

Gas Natural Fenosa, liderada por Francisco Reynés, recordó que la distribuidora eléctrica ha invertido cerca de 55 millones de euros desde el año 2010 en estos trabajos de mantenimiento de sus líneas eléctricas de alta y media tensión en Galicia, que se desarrollan en los 285 municipios gallegos en los que la compañía tiene red de distribución.

Una de las acciones estratégicas más efectivas en estas tareas, es la incorporación del uso de drones en los trabajos de supervisión y mantenimiento de las líneas eléctricas de alta tensión, aumentando la seguridad de las operaciones de inspección, ya que disminuyen el número de trabajos que se ejecutan en altura.

Según la compañía, el uso de aeronaves no tripuladas permite captar información desde todos los ángulos y enfocar a los cables eléctricos para visualizar la calle de la línea y su entorno, además de almacenar datos en formato visual y térmico. Desde su incorporación, en 2015, los drones han recorrido cerca de 1.350 kilómetros y revisado más de 90 circuitos y casi 4.500 apoyos de alta tensión.

Entradas Relacionadas