La prima de riesgo bajó de los 100 puntos tras la votación de Pedro Sánchez como presidente

La prima de riesgo bajó de los 100 puntos tras la votación de Pedro Sánchez como presidente

La prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos españoles con vencimiento a diez años en comparación con sus homólogos alemanes mantenía su trayectoria a la baja, después de conocerse el resultado de la moción de censura contra Mariano Rajoy, que convierte en nuevo presidente del Gobierno a Pedro Sánchez, llegando a situarse por debajo de los 100 puntos básicos por primera vez desde mediados de mayo.

El interés del bono español a diez años bajaba tras el resultado de la moción al 1,334%, después de haber comenzado el día en el 1,535%, estrechando su diferencial respecto al ‘bund’ a 96,70 puntos básicos desde los 116,10 puntos básicos en el arranque se la sesión y los 109 puntos básicos antes de comenzar la votación.

Por su parte, en Italia, donde también ha comenzado a despejarse la incertidumbre política, la prima de riesgo de los bonos a diez años del país transalpino bajaba a 213,70 puntos básicos desde los 235,40 de la apertura, con una rentabilidad del 2,531%, frente al 2,627% de esta mañana.

El banco Goldman Sachs ha señalado que el nuevo Gobierno liderado por Pedro Sánchez no implica un riesgo para la buena marcha de la economía española, que mantendrá una expansión robusta en 2018 y 2019.

“En nuestra opinión es improbable que el cambio de Gobierno perturbe a la economía española”, señalan los analistas del banco estadounidense. “Seguimos pronosticando un fuerte crecimiento económico en España en 2018 y 2019”, añaden.

Este fin de semana se ha producido su juramento como presidente del Gobierno, pero Pedro Sánchez no cuenta con un pacto de gobierno con los distintos partidos que le han apoyado y no está claro el margen de actuación que tendrá con los Presupuestos actuales ya elaborados y una debilidad parlamentaria.

Sin embargo, sus Presupuestos alternativos, elaborados el pasado mes de abril, dan buena cuenta de su hoja de ruta económica de cara a los próximos meses en Moncloa, y anticiparían una subida de impuestos por valor de 6.500 millones de euros para financiar un fuerte incremento del gasto social, de hasta 10.000 millones de euros. Con todo ello, el PSOE se ha fijado el objetivo de que el peso del Estado (y la recaudación) alcance el 42% del PIB en el largo plazo, en lugar del 38% que se había marcado como referencia el anterior Gobierno.

Entradas Relacionadas