BBVA coloca 1.500 millones en deuda senior no preferente

BBVA coloca 1.500 millones en deuda senior no preferente

BBVA ha colocado 1.500 millones de euros en deuda senior no preferente a un plazo de cinco años, y ha contado con una demanda que ha superado en más de dos veces a la oferta.

En esta operación han participado como bancos colocadores Barclays, ING, Morgan Stanley, Natixis, UBS y el propio BBVA.

La entidad financiera ha explicado que la elevada demanda, que ha llegado a alcanzar los 3.400 millones de euros, ha permitido rebajar el precio desde la referencia inicial de Euríbor a tres meses más 60 puntos básicos, el precio más bajo fijado por un emisor español en una emisión de deuda senior no preferente.

La deuda senior no preferente es un nuevo tipo de deuda aprobada por el Gobierno en el mes de junio de 2017 que permite facilitar a las entidades el cumplimiento del requerimiento mínimo de fondos propios y pasivos admisibles (MREL, según sus siglas en inglés).

BBVA ha anunciado que emitirá entre 2.500 y 3.500 millones de euros de este instrumento de deuda a lo largo de este año, con el objetivo de completar el ‘colchón anticrisis’ que las autoridades comunitarias exigen a las entidades financieras para garantizar que estas puedan recapitalizarse sin necesidad de recurrir a dinero público en caso de quiebra.

Durante la presentación a inversores celebrada el año pasado, el banco informó que va a compensar a través de operaciones de este tipo los vencimientos por importe de 3.500 millones de euros en deuda senior y cédulas hipotecarias que tendrá que afrontar en 2018.

Ante posibles problemas de solvencia, el capital de BBVA, en el que se incluyen las acciones, es el primero que responderá a pérdidas, por delante de CoCos, instrumentos subordinados, deuda senior no preferente y deuda senior.

En todo caso, los analistas consideran que este tipo de deuda es un producto complejo dirigido a inversores cualificados.

Entradas Relacionadas