Ibercaja aconseja carteras flexibles, diversificadas y globales

Ibercaja aconseja carteras flexibles, diversificadas y globales

Ibercaja Gestión recomienda carteras flexibles, diversificadas y globales para obtener rentabilidad en 2018, un año en el que el entorno económico-financiero será igual de exigente que el actual y el panorama se presenta “complejo” para rentabilizar el ahorro, tanto para las inversiones en renta fija como para las de renta variable.

Además, las carteras que recomienda Ibercaja Gestión “deben incorporar un amplio abanico de activos que permita aprovechar las diferentes situaciones que los mercados van a presentar”.

“Seguimos confiando en la renta variable como clase de activo con mejores perspectivas para 2018. Es fundamental la gestión profesional de las carteras para aprovechar los cambios de humor del mercado y controlar los riesgos asumidos”, ha apuntado el director de Inversiones de la gestora, Óscar del Diego, que ha añadido que “se debe seguir trabajando la diversificación geográfica, por clase de activo de las carteras y la inclusión de estrategias descorrelacionadas con el resto de inversiones, por si la evolución de los mercados no es tan positiva como la prevista”.

El director del Grupo Financiero de Ibercaja, Rodrigo Galán, ha destacado en un encuentro informativo celebrado este martes que, a cierre de octubre, el patrimonio gestionado en fondos de inversión por Ibercaja Gestión alcanzó los 12.168 millones de euros, con un crecimiento en el año del 16,97%, frente al 10,2% del sector.

Por su parte, el director general de Ibercaja Gestión, Valero Penón, ha explicado que la firma ha superado por cuarto año consecutivo los 1.000 millones de euros de aportaciones –1.500 millones de euros a 31 de octubre de 2017–, un 9,2% de las contabilizadas por el sistema en España.

En cuanto al escenario macro, consideran que 2018 será un año de crecimiento global, con un 3,8%, por encima del potencial, en el que se desacelerarán ligeramente las zonas que más han sorprendido en 2017 como China y la zona euro y se recuperará Latinoamérica, “aunque todavía con un crecimiento inferior que el de la economía global”.

Respecto a los tipos de interés, desde la gestora prevén que “no tendrán un repunte muy brusco, debido a las reducidas expectativas de inflación”. “No obstante, el papel del BCE será complicado para gestionar las expectativas del mercado en su proceso de normalización, lo que seguramente provocará nerviosismo entre los inversores y oportunidades de inversión que trataremos de aprovechar”, han señalado.

Entradas Relacionadas