Reino Unido reanuda la reprivatización de Royal Bank of Scotland

Reino Unido reanuda la reprivatización de Royal Bank of Scotland

Según se desprende del Libro Rojo del presupuesto fiscal para el ejercicio 2018-2019, conocido como ‘Declaración de Otoño’, el Gobierno de Reino Unido ha anunciado que reanudará el proceso de privatización de Royal Bank of Scotland (RBS) –del que posee una participación del 71%– con lo que prevé obtener unos ingresos de 15.000 millones de libras (16.907 millones de euros) en los próximos cinco años.

De esta forma, el Gobierno iniciará el proceso con un ritmo de venta de 3.000 millones de libras (3.382 millones de euros) anuales en acciones de RBS, una entidad que el Ejecutivo británico rescató en 2008 durante la crisis para evitar su quiebra con la inyección de 45.500 millones de libras (51.288 millones de euros).

“RBS alcanzó progresos significativos para resolver sus problemas heredados del pasado y centrarse en el servicio a las empresas y a los consumidores británicos”, señala el Tesoro británico en el documento presupuestario.

El Gobierno inició la reprivatización de la entidad en junio de 2015, momento en el que su participación ascendía al 80%, pero fue suspendida tras la celebración del referéndum sobre la salida del país de la UE.

La Oficina de Responsabilidad Presupuestaria (OBR, en inglés) ha mejorado sus pronósticos en lo que respecta a las pérdidas a las que se enfrenta el Estado con la venta de la participación en RBS, una mejora que atribuye a la recuperación del valor de las acciones de la entidad.

Royal Bank of Scotland (RBS) obtuvo un beneficio neto atribuido de 1.331 millones de libras esterlinas (1.500 millones de euros) en los nueve primeros meses de 2017, frente a las pérdidas de 2.514 millones de libras (2.833 millones de euros) del mismo periodo de 2016, informó la entidad.

La cifra de negocio del banco escocés entre enero y septiembre alcanzó los 10.076 millones de libras (11.353 millones de euros), un 7,5% más que un año antes, con un crecimiento del 4,2% de los ingresos por intereses netos, mientras que los ingresos por otros conceptos aumentaron un 14,8%.

Entradas Relacionadas