Los propietarios esperan cuatro meses antes de contactar con un abogado experto en desahucios

abogado experto en desahucios

Los procesos judiciales que permiten hacer efectivo el desalojo de un inquilino moroso son cada vez más largos en España. De hecho, la media nacional actual de tiempo se establece en 347 días, es decir, casi un año para que el propietario pueda recuperar el inmueble, teniendo en cuenta los 30 días establecidos de acciones extrajudiciales, el tiempo que el propietario tarda en poner en manos de un letrado el impago, y lo que dura el proceso judicial.

Así lo recogen los datos extraídos del informe “La demora en los desahucios- España 2017” de PlusLegal Abogados, donde se estudia la situación actual en España en cuanto a los frecuentes casos de impago de alquiler.

Los despachos de abogados en Madrid, Barcelona, Sevilla o Murcia son contactados a diario por un gran número de propietarios que buscan ayuda legal para poder recuperar su vivienda frente a los numerosos casos de morosidad que se dan en España. No obstante, la duración del proceso de desahucio puede variar mucho de una provincia a otra.

Y es que, según se aprecia en este informe, los propietarios esperan un largo transcurso de tiempo antes de contactar con un abogado experto en desahucios y embarcarse en un proceso judicial.

Murcia es, según los datos recogidos en el informe, la provincia en la que más tiempo transcurre (137 días) desde que el inquilino cesa los pagos hasta que el propietario decide solicitar ayuda legal y contratar a un abogado de desahucios. Barcelona (con 99 días) y Madrid (con 108) son las provincias en las que los arrendadores inician la acción con mayor premura.

Lo cierto es que la morosidad de los inquilinos es uno de los problemas más graves a los que se enfrenta el mercado del arrendamiento en España. Según el Estudio sobre morosidad de arrendamientos en España 2016 del FIM, el número de impagos en los alquileres se incrementó un 8,49% de media en España en 2015; un 11,23% en Madrid.

Entradas Relacionadas