7 de cada 10 comunidades de propietarios cuentan con vecinos morosos

comunidades de propietarios

Las comunidades de propietarios también han sufrido los efectos de la crisis; concretamente, el 91% de los propietarios que viven en comunidades de vecinos, afirma haberse visto afectado por el contexto económico. Así lo ha corroborado el estudio Efectos de la crisis en comunidades de propietarios, realizado por la compañía aseguradora Mutua de Propietarios y la Cátedra de Vivienda de la Universidad Rovira i Virgili.

Uno de los principales efectos ha sido el aumento de la morosidad en las comunidades de propietarios, advirtiéndose un incremento del 45%: 7 de cada 10 comunidades cuenta con vecinos que no están al corriente de pago, convirtiendo la morosidad en una de las principales preocupaciones de los vecinos (para el 32%), solo superada por el descuido en el mantenimiento del edificio (57%), los vecinos molestos (42%) y las derramas (37%). De hecho, según el CGPJ, entre los años 2007 al 2010 se pasó de 394.000 juicios monitorios de reclamaciones de deudas a 850.000, lo que se traduce en el 82% de las reclamaciones totales realizadas por parte de los propietarios de las comunidades de vecinos.

Sin embargo, la nueva realidad social ha traído consigo nuevos problemas, que son especialmente relevantes en algunas comunidades autónomas: mientras que en el conjunto de España el alquiler de pisos turísticos preocupa al 7% de los propietarios, en lugares como Cataluña o Baleares este porcentaje alcanza el 17%. Así mismo, este estudio ha sacado a la luz nuevas preocupaciones, como las propiedades de bancos y fondos (8%), las viviendas vacías (8%) o la okupación (3%).

Lo cierto es que uno de los principales efectos económicos de los últimos años ha sido la demora de la realización de reformas en los edificios comunitarios, generalmente por motivos económicos (48%), pero también por falta de acuerdo entre los vecinos (28%), lo que ha provocado que 4 de cada 10 comunidades hayan pospuesto acciones de mantenimiento.

“La reducción de las partidas destinadas al mantenimiento del edificio ha afectado a la calidad de vida de los vecinos, incrementándose el riesgo de daños a copropietarios o terceros, con su consiguiente responsabilidad civil y sanciones administrativas”, afirma César Crespo, Subdirector General de Negocio de Mutua de Propietarios.

No obstante, el 88% de los propietarios declara que prefiere invertir en mantenimiento a tener que afrontar mayores reformas con posterioridad. De hecho, un 43% de los entrevistados considera que, aunque las zonas comunes están bien conservadas, necesitarían alguna mejora.

Entradas Relacionadas