Trasplantes capilares: factores a tener en cuenta

Transplantes capilares

Los trasplantes capilares son cada vez más comunes en la sociedad y antes de empezar a pensar en ellos “se debe de tener en cuenta una serie de factores y variables que influirán en el resultado final de la intervención”, según explica Christophe Guillemat, director de la clínica capilar CFS de Barcelona.

“Actualmente nos vienen muchos clientes con las dudas habituales de los trasplantes capilares y siempre les recordamos que el resultado que conseguimos depende de multiples factores naturales de cada individuo”, explica Chistophe. Más específicamente, el director de la Clínica Capilar CFS se refiere a los siguientes factores:

  • Extensión de la superficie en donde se va a recibir el trasplante capilar.
  • Capacidad de la zona donante.
  • Cantidad de folículos que se tienen que trasplantar.
  • Color de los cabellos: castaño, negro, rubio o canoso.
  • Agrupación de los folículos en unidades foliculares, de uno, de dos o de tres.
  • Tipología del pelo: pelo liso o pelo rizado.

Los trasplantes capilares consisten en la extracción del propio pelo del paciente, de aquellas zonas donde aún éste es fuerte y resistente, para trasplantarlo a las zonas de la cabeza que están quedando despobladas. El pelo trasplantado crece con normalidad en su nuevo lugar y permanecerá allí, ya que está programado genérticamente para vivir siempre. No necesitará ningún cuidado especial.

El proceso previo a un trasplante capilar comienza haciendo una valoración exacta de las necesidades del paciente, de la zona donante y receptora y de la distribución de los folículos. Es en este momento cuando podemos hablar de distintos tipos de densidad: A, B o C”, explican desde la clínica capilar CFS de barcelona.

“Hay que tener en cuenta que muchas veces el paciente quiere cubrir una gran superficie con una cantidad de folículo que no nos permite hacerlo y consiguiendo un buen resultado estético. Se tienen que distribuir de manera adecuada para que la densidad no sea escasa y que el paciente esté contento con el resultado obtenido al cabo de 8 meses. Las expectativas del mismo a veces no son las reales, ya que el paciente a veces tiene la imagen de tener un pelo como cuando era joven y no se suele pensar en que su aspecto final tiene que estar a corde con la edad que tendrá al cabo de uno años”, recalca Christophe.

Además, son cada vez más comunes los transplantes capilares en famosos ya que es un método que asegura que el pelo trasplantado dura toda la vida y se recomienda que en ocasiones, “es mejor disminuir la densidad para aumentar la superficie trasplantada y así conseguir una mayor uniformidad”.

Entradas Relacionadas