Banco Santander adquiere Banco Popular y se consolida como el banco líder en España

Banco Santander adquiere Banco Popular y se consolida como el banco líder en España

Banco Santander ha anunciado la adquisición de Banco Popular, tras la subasta llevada a cabo por el Fondo Único de Resolución (FUR) y el FROB en la que el banco presidido por Ana Botín fue seleccionado como la entidad adjudicataria y paga un euro de valor simbólico.

En el marco de esta operación, Banco Santander anunció que realizará una ampliación de capital de 7.000 millones que cubrirá el capital y las provisiones requeridas para reforzar el balance de Banco Popular. Los actuales accionistas de Banco Santander tendrán derecho de suscripción preferente.

Al respecto, Ana Botín, presidenta de Banco Santander, indicó que “damos la bienvenida a los clientes de Banco Popular, que pasan a formar parte del Grupo Santander. Vamos a trabajar duro para ofrecerles el mejor servicio durante este periodo de transición y en el futuro. El banco resultante de la integración de Santander y Popular fortalece la diversificación geográfica del Grupo en un momento de mejora del ciclo tanto en España como en Portugal, lo que nos permitirá cumplir con todos nuestros compromisos con clientes y accionistas”.

En concreto, en el caso de España, la entidad resultante operará con la marca Santander y se convertirá en el banco líder en créditos y depósitos, con 17 millones de clientes. Tendrá una cuota de mercado en crédito del 20% y una cuota del 25% en pymes. La integración permitirá mejorar la diversificación de la cartera de negocio, con más peso en segmentos que aportan mayor rentabilidad en un momento positivo del ciclo económico.

Respecto al negocio de Banco Popular en Portugal, se integrará con Santander Totta. Según el banco, esta transacción acelerará el crecimiento de la filial de Banco Santander en ese país y ampliará su cuota de mercado tanto en créditos como en depósitos. Así, se convertirá en el banco privado líder, con más de 4 millones de clientes.

Otras consideraciones respecto a la adquisición de Banco Popular

Banco Santander informó que está previsto que la operación genere un retorno sobre la inversión del 13-14% en 2020 y un aumento del beneficio por acción en 2019.  También, a partir de 2020, la entidad resultante aumentará su rentabilidad y generará sinergias de costes cercanas a los 500 millones de euros anuales, con ratios de eficiencia entre los mejores del sector en España y Portugal, y un mayor potencial de crecimiento de ingresos.

Banco Santander hará 7.900 millones de euros de provisiones adicionales para activos improductivos, incluidos 7.200 millones de euros para activos inmobiliarios. Eso llevará el nivel de cobertura del riesgo vinculado a la actividad inmobiliaria del 45% al 69%, significativamente por encima de la media del sector que es del 52%.

Tras estas operaciones, se espera que el impacto en el capital CET1 del Grupo sea neutral y, a futuro, la transacción incrementará la capacidad del banco para generar capital orgánicamente. En este sentido, Banco Santander mantiene su compromiso de aumentar su ratio de capital CET1 por encima del 11% en 2018.

El Banco presidido por Ana Botín fue enfático en que esta adquisición cumple con los criterios estratégicos y financieros de inversión. La entidad informó que el actual equipo directivo de Santander España, liderado por su consejero delegado, Rami Aboukhair, gestionará la entidad resultante de la integración.

Entradas Relacionadas