Draghi defiende mantener los estímulos económicos

Draghi defiende mantener los estímulos económicos

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha defendido este lunes en la Eurocámara la necesidad de mantener una “cantidad sustancial de acomodamiento monetario”.

Draghi mantiene esta postura debido a la todavía “moderada” inflación subyacente en la eurozona, y a pesar de la “sólida” recuperación y de la reducción de los riesgos para el crecimiento.

“Para que los precios domésticos se fortalezcan todavía necesitamos unas condiciones de financiación acomodaticia, que dependen en sí mismas de una cantidad bastante sustancial de acomodamiento monetaria”, ha expresado ante la comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo, y ha añadido que “Las presiones inflacionistas subyacentes han seguido siendo moderadas. Las presiones sobre costes domésticos, principalmente de salarios, son aún insuficientes para apoyar una convergencia sostenible en sí misma de la inflación hacia nuestro objetivo a medio plazo”.

Draghi ha explicado a los eurodiputados que el Consejo de Gobierno del BCE estudiará en su reunión de junio unas proyecciones actualizadas y una información “más completa”, que permitirá “formular un juicio sobre la distribución de riesgos sobre las perspectivas más probables de crecimiento e inflación“.

“En general, seguimos firmemente convencidos de que una cantidad extraordinaria de apoyo monetarios, es todavía necesario para el nivel actual que sea reabsorbido el nivel actual de recursos infrautilizados y para que la inflación vuelva y se estabilice de forma duradera, en torno a niveles cercanos al 2% en un horizonte significativo en el medio plazo”, ha insistido.

El presidente del BCE ha señalado además que el “repunte” económico es cada vez más “sólido” y se está expandiendo a todos los sectores y países. También ha resaltado que los riesgos para el crecimiento están disminuyendo y otros peligros que existían en el pasado “están retrocediendo de forma significativa”.

En este sentido, ha afirmado que el hecho de que el consumo doméstico y la inversión sean “los principales motores de la recuperación” hace que ésta sea “más robusta y resiliente” a los riesgos a la baja, que están vinculados principalmente “con factores globales”.

No obstante, Draghi ha señalado que estas señales “positivas” no deben distraer a la UE de “la necesidad de (conseguir) un crecimiento económico estructural más firme y más alto”, para lo ue es necesario elevar el incremento de la productividad y adoptar reformas estructurales que den lugar a un entorno de negocios que facilite la innovación y un marco legal que se adapte correctamente.

“Si queremos asegurar que nuestra unión económica y monetaria (UME) prospere, necesitamos actualizar nuestro marco institucional. Esto significa que debemos estar preparados para impulsar la innovación donde sea necesario, incluyendo el funcionamiento de la UME”, ha afirmado el presidente del BCE.

Entradas Relacionadas