Caja Rural Castilla-La Mancha dispara su beneficio un 34,1%

Sin comentarios

Caja Rural Castilla-La Mancha ha cerrado 2015 con un beneficio bruto de 30,6 millones de euros, un incremento del 34,1% respecto al ejercicio anterior.

La entidad ha concedido 13.808 operaciones de crédito a clientes (un 24,74% más que en 2014) por importe de 799 millones de euros, cantidad que supone un avance del 28,57% respecto al importe concedido en el ejercicio previo.

Caja Rural Castilla-La Mancha también ha indicado que los activos del grupo han cerrado el año en 7.357 millones de euros, un 10,18% más.

En 2015, Caja Rural Castilla-La Mancha ha captado 41.000 nuevos clientes; en este sentido, Víctor Manuel Martín, director general de la entidad, ha destacado que “supera muy ampliamente los 400.000, con más de 100.000 nuevos clientes en los últimos tres años”.

La tasa de morosidad del grupo manchego se ha situado en el 3,16% al cierre del ejercicio, un porcentaje que Martín ha calificado como “espectacular” y “una de las mejores del sistema financiero nacional”. La entidad ha explicado que la media del sector es del 10,2%.

Caja Rural Castilla-La Mancha ha terminado el año con un ratio de solvencia del 14,58% y un ratio de capital principal, o CET1, del 13,58%, frente al requerimiento de los reguladores del 10%. Los recursos propios ascienden a 361 millones.

Martín ha destacado la “muy rigurosa” política de concesión de créditos como la principal responsable de “una cartera muy solvente que es una de las grandes fortalezas de la entidad”.

Tanto el director general de la caja como su presidente, Andrés Gómez Mora, han mostrado su satisfacción con unos resultados “históricos y los mejores de la historia moderna de la entidad”.

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.